El calzado de SEGURIDAD, ese enemigo NECESARIO

El Calzado de seguridad es un potente factor de prevención de riesgos laborales.

Los choques o golpes son la segunda causa de accidentes laborales que implican baja en los trabajadores. En este sentido, contar con un buen calzado de seguridad es crucial para la prevención de riesgos laborales ligados a caídas o tropiezos.

El calzado de seguridad fue inventado en Estados Unidos en 1904 para combatir las altas temperaturas en las fundiciones. Aunque con el tiempo fue adquiriendo un papel más importante a la hora de prevenir fuertes impactos de las cargas que los operarios solían emplear, siendo el aplastamiento de los dedos el accidente más habitual en las fábricas.

Características de un buen calzado de seguridad

El calzado de seguridad forma parte de los EPIs y, por ello, su fabricación sigue una serie de normativas obligatorias para que el producto garantice la seguridad requerida.

Los principales elementos de seguridad de cada zapato o bota de trabajo son los siguientes:

  1. Todo calzado de seguridad debe tener suela antideslizante.
  2. Las botas de seguridad tienen resistencia contra el agua.
  3. La flexibilidad es clave para la comodidad del calzado.
  4. La puntera de seguridad es esencial en las botas de seguridad.
  5. El calzado de seguridad es aislante contra el frío.

¿Cómo escoger un calzado de seguridad de calidad?

En primer lugar, hay que destacar que el desarrollo a través de décadas ha dado lugar a la inclusión de materiales tan resistentes como el acero, pero con un peso muy inferior, siendo el recomendado en un zapato de estas características de 500 gramos o menos.

Por otra parte, según el modelo existen distintos tipos de hormas que pueden lograr adaptarse en gran medida a pies que debido a su morfología tienen necesidades especiales.

Este tipo de calzado debe contar con espacio suficiente para la implantación de soportes plantillas que, prescritas y/o realizadas por su podólogo de confianza, ayuden a descargar zonas en conflicto. Detalles como el tipo de actividad, las horas de uso y para que se van a usar, deben de ser condiciones específicas para tomar una decisión según el tipo de calzado de seguridad a utilizar.

En las Clínicas Almusalud le podemos asesorar por parte de nuestros podólogos, que tipo de calzado de seguridad usar.

 

Deja un comentario