Covid-19. El cambio en la organización empresarial

La llegada de la Covid-19 ha provocado que las empresas tengan que modificar su estructura organizativa en los centros de trabajo. Estas, además de cumplir con las obligaciones impuestas por las autoridades sanitarias en materia de prevención de riesgos laborales, están focalizando sus esfuerzos en mejorar los métodos de trabajo y adaptarlos a esta atípica situación.

La incertidumbre y la crisis económica en la que nos ha sumido la pandemia y en la que muchas empresas se han visto perjudicadas, ha derivado en que estén adoptando cambios como el establecimiento de objetivos a corto plazo, metodologías de trabajo más ágiles que sean flexibles a los cambios y sistemas de evaluación del desempeño de la actividad que respondan a las necesidades actuales. 

La importancia del teletrabajo frente a la Covid-19

El cierre de muchos negocios provocó, al inicio de la pandemia, que el teletrabajo se convirtiera en la manera más inusual, pero a la vez más importante, de poder seguir manteniendo la actividad productiva, evitando el contacto entre empleados y, por ende, la transmisión del virus.

Esta forma de trabajar aún perdura en los sectores en los que es factible y, a día de hoy, un alto porcentaje de empresas considera que el teletrabajo ha llegado para quedarse más allá de la Covid-19. Esto ha supuesto, sin duda, una nueva era en el ámbito laboral y una solución para proteger a la población sin causar un daño irreparable a la economía.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define al teletrabajo como: “Una forma de trabajo en la cual:

 a) el mismo se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y,

b) la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación”.

Este nuevo escenario ha traído consigo una nueva organización empresarial y cambios en la mentalidad de los empresarios dadas las ventajas de esta forma de trabajar.

Teletrabajo Covid 19

¿Cuáles son las ventajas del teletrabajo?

La Covid-19 obligó a numerosas empresas a plantearse la posibilidad de implementar el teletrabajo para desarrollar su actividad. Ahora, gran parte de ellas lo ven como una forma de diversificación y crecimiento para su negocio en el ámbito digital.

Este permite una mayor especialización tecnológica, mejora las comunicaciones y los sistemas de conexiones digitales, permite optimizar los tiempos y las jornadas de trabajo, el ahorro de costes en infraestructuras, facilita la expansión geográfica en la ciudad o país, ya que no es necesario que el trabajador acuda presencialmente para desempeñar su actividad, sino que puede realizarla desde cualquier lugar con conexión a la red.

Sin duda, el teletrabajo ha supuesto una solución fundamental en esta pandemia para evitar el contacto físico que es el principal motivo de transmisión del coronavirus.

Organizacion Empresarial Covid 19 1

¿Qué ocurre con los sectores que no pueden teletrabajar?

Según el artículo analítico «El teletrabajo en España», el 30,6% de los españoles pueden recurrir al teletrabajo. ¿Pero qué ocurre con los que no pueden hacerlo?

En sectores como la hostelería o el comercio, la presencia de los trabajadores es esencial para desarrollar la actividad productiva. Por ejemplo, los empleados de supermercados o farmacias han tenido que convivir con la presencia del virus durante todos estos meses, incluso en los momentos más críticos. Ahora, la hostelería y, también, una parte de la actividad empresarial han retornado a su trabajo de forma presencial.

En este contexto, hay que tener en cuenta las pautas que se deben seguir para impedir la transmisión en espacios cerrados. Además de las más básicas que todos conocemos (uso de mascarillas, geles hidroalcohólicos y distanciamiento social) es de vital importancia mantener una buena ventilación en el espacio laboral.

Respecto a ello, se puede destacar la figura de la inmunóloga y viróloga del CSIC, Margarita de Vals, que defiende la necesidad de instalar medidores de CO2 y el uso de filtros en los sistemas de ventilación que consigan limpiar bien el aire.

Organizacion Empresarial Covid 19 2

¿En qué consisten los medidores de CO2?

Estos dispositivos tienen como principal objetivo calcular la cantidad de CO2 que hay en el aire. Llevar a cabo el control de dióxido de carbono en espacios cerrados es fundamental para crear ambientes adecuados que no suponga riesgo para los trabajadores.

La mayor parte de los científicos reconoce que una de las principales vías de transmisión de la Covid-19 se produce a través de lo que se conocen como aerosoles, es decir, pequeñas partículas que se quedan en el aire y que se desprenden por ejemplo al hablar, toser, estornudar, etc.

Aunque la mejor alternativa a la hora de mantener contacto social es hacerlo al aire libre, en espacios cerrados cuidar la ventilación puede reducir los contagios considerablemente. Estos aparatos garantizan una correcta renovación del aire de forma constante y contribuirán a completar una protección íntegra frente al virus.

En definitiva, esta crisis sanitaria ha generado una situación de contrastes respecto a las empresas. Por un lado, ha ocasionado un gran impacto económico en muchos sectores, provocando cierres y numerosos despidos, pero también ha ayudado a que otras hayan dirigido su actividad hacia mercados no explorados con anterioridad y a encontrar en el mundo digital una herramienta para fortalecer y crecer como marca.

Deja un comentario