Compartir:

Desde que comenzó la pandemia, se han ido desarrollando, de manera progresiva, diferentes tipos de pruebas para la detección de la Covid-19. Estas han ido evolucionando a la par que se conocía más sobre este nuevo virus que, hasta hace un año, era totalmente desconocido para todos. Los investigadores, a través de un trabajo incesante, han ido perfeccionando las pruebas covid-19 y desarrollando otras que, sin duda, desde el primer momento, han supuesto un pilar fundamental para conseguir frenar la propagación de la enfermedad y detectar a los positivos.   

¿Por qué existen diferentes tipos de pruebas covid-19?

Es muy importante entender que cada tipo de prueba es eficaz en función de las circunstancias de cada paciente. No todas valen para todo. Por ejemplo, si una persona quiere saber si tiene anticuerpos tras pasar la enfermedad se tendría que hacer una prueba serológica o un test rápido de anticuerpos. No sería coherente que se hiciera un test de antígenos ya que este sirve para indicar si la infección está activa en ese momento y, por ende, si está contagiado. Por ello, según cuál sea tu interés o necesidad, deberás realizarte uno u otro.

Hasta ahora, las pruebas más conocidas y, también, las más empleadas por la población han sido:

  • La prueba PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) o el test de antígenos si quieres saber si estás contagiado y detectar la infección activa en el momento, con el fin de aislar a los positivos y frenar la curva de contagios. En el caso de la PCR también, para los casos de viajes al extranjero o procedimientos quirúrgicos.
  • La prueba serológica o el test rápido de anticuerpos para conocer, respectivamente, el recuento de anticuerpos que se ha generado tras la covid o conocer únicamente si se han generado o no.

Además, el inicio de la vacunación contra la Covid-19 ha hecho que las pruebas vayan un paso más allá y se ha desarrollado un nuevo test para determinar si se ha generado inmunidad frente al virus, es la llamada prueba de inmunidad.

Pruebas Covid Granada

¿Cuál es la última innovación en pruebas covid?

Un equipo liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un nuevo test de anticuerpos que, según explican, se podría considerar el test serológico con mayor fiabilidad hasta ahora, llegándose a un 99%.

¿Por qué se denomina test de citometría?

Recibe este nombre ya que para realizarla se necesita un aparato que se denomina citómetro de flujo. Según explica Balbino Alarcón, investigador del CSIC en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBM-CSIC-UAM), esto es una desventaja puesto que los recursos pueden ser más limitados, pero destaca las grandes ventajas que presenta respecto a la sensibilidad y fiabilidad que tiene a la hora de detectar la presencia del virus. En este sentido, el test de citometría es capaz de detectar anticuerpos que otros métodos, conocidos hasta el momento, no pueden.

¿En qué consiste esta prueba?

La muestra se obtiene a través de una gota de sangre del dedo, que será analizada en el laboratorio y cuyos resultados se obtienen en solo 24 horas. Sin necesidad de realizar grandes extracciones, este método se basa en la proteína spike al completo y, por ello, al contrario de otras pruebas que solo emplean una parte de la misma, logra una fiabilidad del 99%.

Además, los estudios realizados hasta ahora, han demostrado que pacientes que se habían sometido a otros test de anticuerpos y cuyo resultado era negativo, han sido positivo a través de este método.

“El sistema inmunitario del ser humano se defiende de la infección por SARS-CoV-2, entre otros mecanismos, por la producción de anticuerpos neutralizantes. Estos se unen a la proteína spike del coronavirus y bloquean su entrada en las células humanas. Muchos de los test serológicos que existen se basan en la utilización de proteínas recombinantes (no producidas de forma natural por células infectadas) que no reproducen fielmente la forma de la proteína S que se localiza en las espinas del virus, lo que reduce su fiabilidad”, explica con más detalle.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

  1. Se toma la muestra de sangre.
  2. En el laboratorio, la muestra se añade a las células Jurkat-S, en cuya superficie se encuentra la proteína.
  3. Si la muestra contiene anticuerpos de covid-19, estos se unen a dichas células.
  4. La unión del anticuerpo específico se determina mediante la adición de un segundo anticuerpo fluorescente que hace que las células se hagan también fluorescentes.
  5. Este incremento de la fluorescencia revela que los anticuerpos del SARS-CoV-2 están presentes.

Para detectar la luz fluorescente que desprenden las células Jurkat-S es necesario un aparato con luz láser y detectores que es el llamado citómetro de flujo.

¿Qué importancia tiene este test en la actualidad?

En el contexto de la vacunación, el investigado concluye diciendo que consideran que el test de citometría puede ser determinante a la hora de fraccionar a la población que debe ser vacunada con prioridad, a la vez que permitir realizar un seguimiento de si las vacunas están siendo eficaces.