Compartir:

En el post de hoy, abordamos un tema muy interesante para el rendimiento de las empresas y la mejora de la actividad productiva. ¿Conoces qué es la formación bonificada? ¿Sabes cómo puede beneficiar a tu empresa? ¡Te lo contamos!

¿Qué es la formación bonificada?

Puede que, como trabajador de una empresa, hayas realizado en alguna ocasión algún curso de formación bonificada. Se trata de una forma de actualizar y mejorar las competencias profesionales de los empleados a coste 0 tanto para el trabajador como para el empresario. Y, ¿por qué esto es así? Porque las empresas cuentan con unos créditos formativos anuales por cada trabajador que pueden usar en cualquier momento, a lo largo del año, y que, de no ser usados, se perderán definitivamente.

Después de comprobar los créditos disponibles, la empresa que ha realizado el curso emite la factura del curso a la encargada de impartir la formación. Seguidamente, se aplica el crédito que tenga disponible para formación, el cual se aplica mediante bonificaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social. De ahí, que se conviertan en cursos que favorecen al crecimiento de la empresa sin necesidad de pagar nada por ellos.

Por esta razón, lo ideal es apostar por la formación como herramienta básica para incrementar los conocimientos del trabajador en su puesto de trabajo. De esta manera, este sabrá cómo afrontar los riesgos que se le puedan presentar y así, evitará accidentes laborales.

¿Qué ventajas tiene los cursos bonificados para las empresas?

Aunque son muchos los empresarios que rehúsan la posibilidad de usar estos créditos formativos, lo cierto es que la formación bonificada es un recurso que sitúa a las empresas en un enfoque competitivo respecto al resto.

A través de la bonificación, la empresa dispone de capital humano con conocimientos más potentes y actualizados respecto de aquellas que no optan por este tipo de formación. Además, permite que el trabajador se desarrolle personal y profesionalmente, estimulándolo para crecer en su puesto de trabajo e incrementando su nivel de confianza dentro de la organización.

Una empresa que invierte en formación, es una empresa en crecimiento. A nivel interno, la preocupación de la organización por tener trabajadores competentes y correctamente formados, también hace que los empleados mejoren su percepción de la organización.

Otra de las ventajas que tienen las empresas que apuestan por los cursos bonificados, es el ahorro en recursos materiales y técnicos ya que, al estar mejor preparados los trabajadores a la hora de realizar sus funciones, se sufragan los costes derivados de los errores que se puedan cometer.

Formación bonificada en Granada. Almusalud Prevención 

En Almusalud Prevención apostamos por la formación bonificada, ofreciendo, a sus casi 4000 empresas, todas las facilidades para poder usar los créditos formativos disponibles otorgados por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), así como por la TPC y la TPM.

Como centro acreditado para impartir este tipo de cursos, contamos con una amplia oferta formativa, tanto online como presencial, adaptada a tu sector empresarial (construcción, metal, carpintería, restauración,…) e impartida por profesionales acreditados. Pincha aquí para conocer nuestro catálogo completo.

Además, trabajamos constantemente para realizar nuevos cursos y adaptarnos a lo que nuestros clientes necesitan. Por ello, estamos abiertos a nuevos proyectos formativos que mejoren la productividad de tu empresa y los conocimientos de tus empleados.

Si necesitas más información, solo tiene que llamarnos o mandarnos un mensaje al 657 49 62 58 y resolveremos todas tus dudas. Así mismo, también puedes contactar con nosotros rellenando el siguiente formulario.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.